Pizza de Poesía Concreta


Desde la realidad al puro juego: toda obra de arte siempre tiene una especie de antecedente que remonta las más antiguas imágenes en las cuales se puede comprobar que el artista siempre da vueltas sobre dos o tres ideas que nacieron en sus primeras acciones y se seguirán repitiendo hasta el infinito. Con la Pizza de Poesía Concreta ocurre lo mismo ya que la poesía visual no es nueva para algunos de sus integrantes.

Sabemos que en 1966 Luis Pazos ya había hecho sus primeros trabajos en poesía experimental con el Movimiento Diagonal Cero de La Plata y que va a reincidir junto a Héctor Puppo y Horacio D'Alessandro en una acción gráfica llamada Fábrica de Ideas que se hizo en el CAYC en Buenos Aires en el año 1976. Estos artistas que hoy forman parte del Grupo Escombros junto a David Edwards y Héctor Ochoa presentan estas poesías visuales acordes con los tiempos argentinos de este 2002 en el que el cartón y la pizza son paradigmas de la supervivencia de muchos de los habitantes que han sido marginados en las ciudades de nuestro país.

Una caja de pizza que contiene poemas concretos divididos en cuatro "porciones" que abarcan diversas imágenes en las que este grupo creyó poder reflejar un mundo en un estado de vigilia. Hoy los integrantes del Grupo Escombros resuelven dar un vuelco entre trágico y divertido a esa sutil y todavía misteriosa arquitectura gráfica que es la letra tipográfica moderna y que hace más de doscientos años nació gracias a la creatividad de Giambatista Bodoni. Esta obra gráfica se va estructurando como un juego exquisito alrededor de múltiples diseños heredados de Bodoni y que hoy componen el universo de la tipografía.

Casi como en un circo se van organizando formas entre trapecios, cuerdas flojas y magos que crean imágenes que nos muestran un mundo donde conviven una especie de realidad que con el correr de las imágenes termina siendo nada más y nada menos que puros juegos. Hoy Bodoni estaría feliz frente a la pantalla de un monitor de computadora inventando nuevas tipografías para poderlas convertir en máquinas de tren, retratos de personajes históricos, pájaros o policías represores con las L, las O, las T y todas y cada una de las letras del alfabeto tipográfico sumándose así a los integrantes del Grupo Escombros que con sus trabajos nos traen la vida al papel desde el inagotable mundo de la poesía visual.


Juan Carlos Romero, Buenos Aires, septiembre de 2002